• Según ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, cerca de 4,5 millones de refugiados y migrantes han cruzado las fronteras venezolanas en busca de mejores oportunidades en el exterior; de acuerdo a la última actualización publicada en octubre de 2019.
• La crisis económica, política y social en Venezuela ha disparado los índices de violencia, inseguridad, escasez alimenticia y censura.
• Muchos venezolanos ante esta situación han tenido que dejar el país y buscar asilo, en su mayoría países de América Latina.
• Sin embargo, la llegada masiva de venezolanos no ha sido bien acogida en la zona, debido a que los actos xenófobos son cada vez más comunes.
• Mientras que los gobiernos de Perú, Ecuador y Chile ya han tomado medidas restrictivas para disminuir el ingreso de población venezolana.

 

Las estadísticas están basadas en informes de los gobiernos y el registro de sus pasos fronterizos. Aunque se estima que el número real de venezolanos que se han desplazado podría ser aún mayor, ya que muchos de ellos atraviesan por lugares que no están monitoreados como trochas, ríos o selvas.

 

Venezuelans on Cúcuta streets / UNHCR

De acuerdo con el censo realizado por ACNUR los países donde más venezolanos han llegado son: Colombia (1.408.055), Perú (860.871) y Ecuador con (330.414). Sin sumar a todos aquellos que están en un estado irregular de indocumentados.

 

El plano del éxodo masivo de venezolanos, la situación irregular de muchos de ellos, y las pocas oportunidades laborales para estos, ha hecho que los trabajos en los que se desempeñan en el exterior sean en su mayoría de carácter informal. Lo que ha provocado que sean objeto de discriminación, al cobrar su mano de obra mucho más barata estos son señalados de “quitarles los empleos” a los nacionales.

 

Estas se repiten en diferentes países de la región, incluso en varios lugares se han llegado a colocar carteles en los que dicen “no venezolanos”, en un acto discriminatorio xenófobo, en la que vinculan a las personas de dicha nacionalidad a diferentes tipos de crímenes.

 

En la provincia de Caravelí en Perú, después que se relacionara a dos venezolanos con un presunto asesinato de una pareja. Lo que produjo la difusión de letreros en contra de los migrantes en redes sociales como en las calles. Incluso la xenofobia llegó a ser manifestada por el alcalde de la provincia Arturo Montesinos Neyra quien dijo: “to les pido, por favor, váyanse venezolanos de Caravelí, hoy mismo agarren sus cosas y váyanse”.

 

Las manifestaciones contra los venezolanos también es prueba de la discriminación que hay contra esta comunidad. Uno de los primeros casos fue en Panamá en noviembre de 2016, en el que cientos de panameños salieron a las calles a repudiar la presencia de venezolanos, diciendo que estos llegan el país a “robarse los empleos” y “dañar la economía” del país centroamericano.

Otra muestra de extremismo se vivió en agosto de 2018 en Pacaraima en Brasil, un municipio limítrofe con Venezuela. Donde cientos de venezolanos fueron expulsados a golpes con palos, piedras y antorchas.

 

Carteles en contra de inmigrantes venezolanos.

Además de esto los campamentos en los que estos vivían fueron incendiados a raíz de una denuncia hurto en el que se acusaba a un ciudadano venezolano. Durante la manifestación grupos de brasileños mencionaron estar cansados de los constantes robos, inseguridad, prostitución e indigencia que según ellos incrementó desde la llegada y asentamiento de estos migrantes.

 

Una de las más recientes protestas fue la que se llevó a cabo en Tacna, al sur de Perú en septiembre de este año. Manifestantes le exigieron al gobierno peruano medidas contra la ola de “vandalismo extranjero” e inseguridad de la que son señalados los venezolanos. En dicha manifestación gritaban “fuera venecos” o “Maduro llévate tu basura” con la presencia de familias y niños.

La prensa peruana anunció que días antes de la marcha se habían propagado noticias falsas (fake news) en la que culpaban a los venezolanos de la delincuencia, lo que generó odio, indignación y planear la protesta xenófoba por medio de las redes sociales.

 

Los mensajes de odio y actos xenófobos son cada vez más comunes en América Latina, fotos o videos en redes sociales son prueba de eso. La población venezolana sigue siendo discriminada y agredida por prejuicios, y los gobiernos no toman muchas acciones contundentes para frenar este tipo de crisis tanto humanitaria y de odio. En vez de eso, gobiernos como el de Chile, Ecuador y Perú han aplicado procesos de visados para a los venezolanos con el fin la migración.

 

Por Fabián Morón (Universidad de la Costa – Colombia)

 

Share: